El profesor, pieza clave en la imagen del centro educativo

En el puzzle que constituye la vida de un individuo, la educación supone una pieza fundamental. La elección de centros educativos en España es libre según la legislación, aunque en el sector público esa libertad debe ajustarse a unos parámetros que limitan la teórica movilidad. Pese a ello, la mejor o peor imagen que un centro pueda ofrecer va a influir en buena medida en su prestigio, pero también, y especialmente en el sector privado, en un mayor número de solicitudes de nuevos ingresos. En esta línea, un estudio dirigido por Jesús Cambra Fierro (Universidad Pablo de Olavide) subraya el importante papel que juega el profesor no sólo cómo educador sino, además, como agente destacado en la construcción de la imagen que tienen padres y alumnos del centro. Las conclusiones de este trabajo fueron publicadas el pasado diciembre en la revista Marketing Intelligence & Planning.

J. García Orta

Ante el abstracto que supone el sistema educativo en todas sus formas, los profesores son los responsables no sólo de poner en práctica las pautas marcadas por el mismo, sino también de darle un rostro reconocible. Al igual que ocurre en tantos otros sectores en los que se trabaja de cara al público, el contacto que se produce entre los profesores con los alumnos y los padres es fundamental en el nivel de satisfacción de los “usuarios” del sistema educativo..

Un estudio desarrollado por los investigadores de la Universidad Pablo de Olavide Jesús Cambra Fierro y Jesús Cambra Berdún, ha analizado las impresiones e interacciones de estos tres grupos, llegando a la conclusión de que los profesores influyen en la imagen que la sociedad se hace de la institución. “Un profesor motivado que esté satisfecho con su situación laboral actúa de manera positiva, mientras que uno que esté menos motivado o insatisfecho jugará un papel como representante más negativo”, apuntan en el estudio. Las conclusiones de este trabajo fueron publicadas el pasado diciembre en la revista Marketing Intelligence & Planning.

Para este trabajo se realizado una investigación cualitativa en centros pertenecientes a la provincia de Huesca, tanto públicos como privados, en varios niveles (equipo directivo, profesores, alumnos y padres) primero por separado y luego en distintas sesiones grupales mixtas, donde interesaba la opinión e interacción entre las partes.

Una de las principales conclusiones a las que llega el estudio apunta que en el contexto preuniversitario, una vez iniciado el curso, el profesor se convierte en el punto de referencia de todos los agentes envueltos en el proceso educativo. De esta forma, a su papel como educador se le suma el de portavoz de la institución, influyendo con su actitud en la imagen proyectada a través de sus reuniones con los padres y, también, con los comentarios que los alumnos hacen sobre ellos en casa.

“En las sesiones nos decían que querían que los profesores tuvieran una buena formación teorico-práctica y capacidad para comprender y resolver situaciones ya que, especialmente en grupos numerosos, no todos los alumnos tienen las mismas necesidades”, señala Jesús Cambra Fierro. Sin embargo, como apunta el investigador, “luego el padre no ve si el profesor sabe o no, o si imparte bien la clase. Por eso, lo que más valoran realmente es la frecuencia de interacción, que exista cierto vínculo entre el profesor y los padres del alumno”.

No obstante, cuando se trata del contexto universitario, la influencia del contacto social se diluye, primando otro tipo de factores. “En esta etapa, los estudiantes no prestan tanta atención a la interacción como al contenido de la asignatura, dándose el caso de un individuo que, pese a haber suspendido tres veces con un profesor, lo valoraba muy positivamente por su capacidad intelectual y sus conocimientos”, señala Jesús Cambra.

Público vs privado

Otra de las valoraciones que se extraen del estudio señala que existe cierta desventaja de partida del sector público frente al privado. Según los datos analizados, en el contexto privado, la interacción entre los profesores con los alumnos y sus padres es más personal y continuada en el tiempo. Esto se debe a que “cuanta mejor imagen den, más alumnos van a recibir y, con ello, más financiación”, afirma el responsable del estudio, aunque subraya que esto “no quiere decir que en los centros públicos este aspecto esté descuidado, pero por razones contractuales, en el privado se puede exigir más a los profesores para que incidan en todo esto”.

En este sentido, “es importante meditar sobre la trascendencia de considerar la educación pública como un servicio, enfatizar sobre la importancia del papel del profesor como portavoz y establecer las medidas necesarias para mejorar la interacción de los profesores con los alumnos, con los padres y con otros grupos de interés”, concluye el investigador.

Anuncios

~ por garciaorta en febrero 24, 2009.

Una respuesta to “El profesor, pieza clave en la imagen del centro educativo”

  1. Yo sí sé de lo que hablo y no me hace falta ningún estudio realizado en Huesca (ni en Cuenca si es que existe), ni tampoco saber si estoy satisfecho con mi situación laboral (supongo que un minero al que su empresa va a presentar un ERE la próxima semana no va por la galería cantando ‘Soy Minero’ como Valderrama en su película). El principal problema de la educación hoy en día es que todo, repito, absolutamente todo se deja para el profesor / maestro sin tener en cuenta que el alumno sólamente pasa parte de su tiempo en su centro de enseñanza y no la totalidad del mismo. Hoy en día no se entiende que la educación del alumnado ha de ser un trabajo en equipo entre docentes y padres / tutores. Por otro lado, se pretende que el profesor / maestro enseñe (transmita conocimientos) y eduque (transmita valores) y es en este segundo supuesto donde aparecen dos problemas: Primero, que no hay tiempo suficiente para ello. Segundo, que casi ningún padre, madre o tutor legal está dispuesto a aceptar las correcciones necesarios salvo que vengan de su parte. Me explico, si recriminas y expedientas a un alumno porque hace burlas crueles de la condición sexual de un compañero, en el 90 por ciento de los casos llegará el padre indignado diciendo que lo que es una vergüenza es que acepten maricones en el Instituto y que lo que hay que hacer es dar clases por las tardes que el tiene hoarario partido y no sabe dónde dejar al pequeño que está repitiendo 1º de ESO. Yo siempre digo a mis alumnos que antes que inglés le enseñaré a ser personas pero luego viene las madres y me dicen que lo que he de hacer es mandarles más deberes que para decidir si una niña de 12 años me puede llamar ‘er nota ese de inglés’ ya está ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: