Ciencia para tratar la ansiedad

Numerosos expertos coinciden en que la existencia de bajos niveles de estrés o ansiedad puede ser beneficiosa cuando viene acompañada de un incremento de la motivación o de la productividad. Sin embargo, desde una pequeña angustia hasta algo que pueda inhibir a un individuo de su vida normal, los trastornos de ansiedad afectan a millones de personas en todo el mundo. Los últimos avances científicos apuntan hacia la influencia de la serotonina y del receptor tipo b del ácido gamma-aminobutírico (GABA-B) en estos trastornos. En esta línea trabaja el Laboratorio de Neurociencias de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en un proyecto del VII Programa Marco junto a seis grupos europeos pertenecientes a Francia, Suiza, Alemania, Irlanda e Italia.

J. García Orta

La investigadora Agnès Gruart toma ratones del animalario de la Pablo de Olavide

La investigadora Agnès Gruart toma ratones del animalario de la Pablo de Olavide

Según el psicólogo David Pucho, los trastornos de ansiedad son considerados como uno de los trastornos mentales de mayor incidencia en la actualidad, compartiendo como rasgo común la presencia de ansiedad extrema de carácter patológico manifestada en múltiples disfunciones y desajustes a nivel cognitivo, conductual y psicofisiológico. Y es que la ansiedad, usualmente, viene acompañada de temblores, tensión muscular, dolor de cabeza, sudoración y, de manera menos común, de mareos, frecuencia cardiaca irregular, pesadillas o disminución de la capacidad de concentración, entre otros.

Un estudio reciente desvela, además, que la ansiedad puede tener consecuencias más allá de lo estrictamente individual. Presentado en el marco del último congreso de la Sociedad Respiratoria Europea, la investigación dirigida por Raquel Granel de la Universidad de Bristol (Reino Unido) destaca, tras estudiar a 5.800 familias durante ocho años, la existencia de una fuerte conexión entre la ansiedad de la madre a las 18 semanas de gestación y el asma en su hijo a los 7,5 años de edad. En el grupo de mujeres que padecieron más ansiedad en su embarazo, el riesgo adicional de asma en sus hijos podía alcanzar el 65 por ciento cuando sufrían altos niveles de estrés a las 32 semanas de gestación y el 53 por ciento cuando estaban altamente estresadas a las 18 semanas.

Ante esta enfermedad, ¿qué soluciones aporta la ciencia? La respuesta es aún inconcreta, aunque “existe una hipótesis bastante establecida de grupos que han demostrado el papel que tienen dos neurotransmisores, la serotonina y el GABA-B, en la ansiedad”, señala la investigadora Agnès Gruart, responsable en la Olavide de un proyecto europeo que pretende arrojar más luz en esta materia. Sin embargo, aunque “su papel está claro, ahora hace falta conocer cómo funcionan los mecanismos para encontrar cómo se debe desarrollar el fármaco que va a poder paliar esta enfermedad”.

En este sentido, mientras que la serotonina favorece la aparición de episodios de ansiedad, el GABA-B, por el contrario, parece tener efectos ansiolíticos. La clave está ahí, pero no es tan sencillo como en principio podría parecer. “Es muy difícil vivir sin serotonina, porque la necesitamos para muchas cosas, no sólo para algo puntual, y dar sólo GABA-B no funciona, y menos sistémicamente en una pastilla”, afirma la científica. Por ello, eliminar, sumar o disminuir la serotonina es impensable para estos investigadores, quienes apuestan por profundizar en cómo trabaja el neurotransmisor en zonas concretas del cerebro, evitando así afectar allí donde resulta necesaria.

Tres ratones son analizados en el laboratorio de Neurociencias de la UPO

Tres ratones son analizados en el laboratorio de Neurociencias de la UPO

Por ello, el objetivo de este estudio, lejos de concretar un fármaco, es avanzar en el conocimiento del papel de los citados neurotransmisores a través de la creación de ratones transgénicos en los que poder aplicar tratamientos paliativos. No obstante, frente a experimentos desarrollados anteriormente, en lugar de modificar una sustancia o darle al animal un fármaco para crear ansiedad, están creando ratones de forma condicional. En concreto, lo novedoso de la investigación es que trabaja con ratones que, gracias a una modificación, nacen y se desarrollan normales, permitiendo a los investigadores inhibir el receptor deseado en un momento concreto de la investigación, de forma que no afecte a otros procesos que puedan desvirtuar los resultados.

Primeros pasos del proyecto

Aunque este proyecto europeo se encuentra aún en una fase inicial, el bagaje científico de los distintos grupos participantes ha permitido una rápida puesta en marcha. Por un lado, el grupo encargado de desarrollar ratones con ansiedad ya está aportando, mediante ingeniería genética, ejemplares para el estudio con unos resultados positivos, en principio, del 50%. Por otro lado, existe otro equipo que trabaja en el desarrollo de ratones carentes de ansiedad. Un tercer grupo también está en marcha para evaluar el comportamiento de los ratones con y sin ansiedad.

El trabajo desarrollado desde la Pablo de Olavide se enmarca dentro de un cuarto grupo, encargándose los investigadores dirigidos por Agnès Gruart de hacer las pruebas de aprendizaje y los registros electrofisiológicos de las neuronas, elaborados a través de electrodos introducidos en el sistema nervioso del ratón. “Sometiendo al animal a distintas situaciones, ves cómo cambia la actividad de las neuronas cuando el ratón está normal a cuando se le inhibe el receptor y pasa a tener ansiedad”, señala la investigadora. A través de este proceso se puede conocer cómo el sistema nervioso va produciendo lo que luego se puede ver en el comportamiento, también registrado mediante cámara.

Publicado en www.andaluciainvestiga.com

Relacionado: El dolor y la ansiedad influyen en el rendimiento cognitivo de pacientes con fibromialgia

Anuncios

~ por garciaorta en noviembre 6, 2008.

5 comentarios to “Ciencia para tratar la ansiedad”

  1. Ansiedad la que tienen que tener los ratones, los pobres, que lástima.

    Durante toda la lectura estaba buscando la solución y todavía nada, están investigandola, esperemos que encuentren pronto algo que nos quite esta cosa de encima que no creo que nos aporte nada bueno.

  2. Soluciones pocas, aunque cada vez se sabe más del tema. Ya se sabe que las cosas de palacio van despacio. Qué bien vendría una pastillita para quitarte la ansiedad de encima, como está la cosa seguro que la venderían más que la viagra. Un abrazo Juan

  3. Yo sufro d ansiedad y me siento horrible!!! Sufro dolores d cabeza y mareos. No le deseo esto a nadie! Espero y pronto haya una cura. gracias.

  4. Ni hija sufre de ansiedad desde los 17 años tiene 29 y está embarazada ha dejado el tratamiento y está realmente mal, no se si puede tomar algo. Gracias

  5. Dios mio esto es una voz q pide ayuda, sufro de ansiedad a menudo, ahora mismo, estoy con una ansiedad q no puedo ni respirar, me compre una pastilla hoy mismo, q el farmaceutico, me dijo, dice q es para el extress, pero necesito argo urgente q haga efecto immediatamente, por eso estoy escribiendo en este wed site, por q entre a buscar algun remedio para la ansiedad. Por favor si alguien sabe de algo, algun remedio aunque sea casero, me lo hagan llegar. Por favor. Gracias adelantada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: