Hera cambia manzanas por naranjas

Aún no poseen el título de licenciados y ya se atreven con los más grandes. Juan Diego Cordón, Cristóbal Fernández, Antonio Coronel y Alberto Barrera son estudiantes de último año de Biotecnología y fundadores del grupo Hespérides, un proyecto empresarial surgido en el seno de la Universidad Pablo de Olavide que ha hecho de la naranja su piedra angular para revolucionar el sector de la bebida destinada al ocio y la salud.

Según la mitología griega, las Hespérides, hijas del titán Atlas, son las encargadas de cuidar el jardín de la diosa Hera, un lugar ubicado en los confines del mundo occidental donde el héroe Heracles cumplió una de sus famosas doce pruebas al hacerse con las manzanas de oro. En pleno siglo XXI, la ciencia aún no ha encontrado ningún árbol que dé tan preciados frutos. Sin embargo, la biotecnología, en manos de un grupo de alumnos de la UPO, trabaja para transformar la naranja si no en oro, en una fructífera idea de negocio.

Grupo Hespérides

Saludable y divertida, según la definen sus creadores, la propuesta de Hespérides sigue procesos tradicionales como los del vino, consiguiendo una nueva bebida de baja gradación alcohólica a base de fermentar zumo de naranja. De esta forma, igual que el mosto no es vino, el zumo de naranja no es la bebida de Hespérides.

Cuando se les pregunta sobre a quién va dirigido su producto, estos jóvenes lo tienen claro: hacia aquellas personas, mayores de 18 años, que quieran llevar una vida saludable, pero sin renunciar al vínculo existente entre ocio y alcohol, ni a la capacidad refrescante de una bebida pensada para tomar tanto dentro como fuera de casa. Tampoco el sabor es el mismo, pese a tener como origen la naranja, ya que según señala Juan Diego Cordón, “las propiedades organolépticas de nuestro producto frente al zumo cambian totalmente”.

Una iniciativa que ha abierto un nuevo nicho en el mercado, situando el producto a caballo entre las bebidas alcohólicas como la cerveza y los zumos de frutas tradicionales. “Competir con la cerveza nada más nacer es imposible, por eso pensamos en diferenciarnos dándole un carácter funcional a la bebida; implantarnos en el mercado de forma que la gente tenga en mente que somos una empresa joven, innovadora y saludable”, señala Cristóbal Fernández. Y es que, según afirman desde Hespérides, “además de la vitamina C, que es un potente antioxidante, estudios previos indican que la naranja puede tener un efecto favorable en la prevención de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, etc.”

Pero para demostrar las propiedades beneficiosas del producto, y de paso ajustarse a las nuevas normativas europeas al respecto, hace falta desarrollar un estudio que avale científicamente la nueva bebida. Para ello, estos jóvenes cuentan con la colaboración del investigador Francisco Martín Bermudo y su grupo Nutrición y Diabetes, miembros de la comunidad de la Pablo de Olavide, quienes se encargarán de analizar la bebida para encontrar su valor saludable.

Más que una idea

Tras los estudios de aislamiento de levaduras y las pruebas de fermentaciones, fase en la que contaron con la ayuda del profesor de la UPO Carlos Santos Ocaña, lo que nació como una idea de cuatro estudiantes empezó a transformarse en una iniciativa empresarial en toda regla. El premio concedido en el concurso de emprendedores organizado por el grupo Joly, la Escuela de Negocios EOI y la agencia IDEA, sirvió como espaldarazo definitivo a Hespérides. “Cuando participamos en el concurso cambió nuestra percepción del proyecto, y buscamos darle un perfil más empresarial. Ahora nos incubamos en el CADE y ahí los técnicos empezaron a trabajar en el marketing”, comenta Juan Diego Cordón.

En este sentido, aunque la bebida ya está definida, aún queda un largo camino por recorrer hasta optimizar procesos como el de producción que, siguiendo los pasos del vino, pretenden que se desarrolle en bodegas. “La maquinaria y las instalaciones de las bodegas funcionan dos meses al año, durante la época de vendimia, permaneciendo el resto parado”, afirma Antio Coronel, quien añade: “Nuestro objetivo es alquilar esas instalaciones y esos servicios, reportando al bodeguero el beneficio de que sus instalaciones las está aprovechando y utilizando todo el año”.

naranja

Por otro lado, el grupo Hespérides piensa exprimir al máximo el potencial de las bodegas andaluzas, buscando insertar el producto en sus líneas de distribución, de forma que empresas como el grupo Estévez de Jerez o Bodegas Iglesias de Huelva, con quienes ya han tenido contactos, saquen más rentabilidad a las mismas.Un futuro muy prometedor

Pese a que la bebida aún no está en la calle (tardará al menos un año, afirman desde Hespérides) las expectativas creadas en torno a este producto parecen augurar una buena acogida por parte de los consumidores. “Empresas de EE.UU. ya se han mostrado interesadas en distribuir, aunque todavía eso se nos viene un poco grande”, señalan estos jóvenes.

De todas formas, aunque finalmente este proyecto no llegara a buen puerto, los integrantes de Hespérides se muestran satisfechos por todo lo que han conseguido y por la experiencia adquirida que, en caso necesario, les lleve en un futuro a emprender nuevos proyectos. “Queremos ser un espejo para otros estudiantes de biotecnología, para fomentar el autoempleo y la iniciativa emprendedora. Es un tipo de conocimiento que puede generar muchas ideas, tenemos una gran formación pero falta todavía fomentar el crear nuestras propias empresas”, señala Juan Diego Cordón.

Sea como fuere, el respaldo mediático y social recibido tanto por el producto como por sus creadores sirven de pulsímetro para medir las nuevas tendencias de consumo. Quién sabe, quizás hasta el mismísimo Baco esté planteándose empezar a cuidarse a la vez que sigue con sus interminables fiestas, abandonando el vino para pasarse a esta bebida que hasta Hera empieza a cultivar en el jardín de las Hespérides.

Publicado en www.andaluciainvestiga.com

Imagen del grupo realizada por Ramón L. Pérez/Ideal

Anuncios

~ por garciaorta en octubre 28, 2008.

2 comentarios to “Hera cambia manzanas por naranjas”

  1. Pero ¿está buena? Eso es lo más importante.

    Como empiece a funcionar se lo quitan de las manos las multinacionales o lo copian directamente.

    Saludos

  2. Anda que curioso… a mi ya me apetece probarlo. Juan ¿a qué sabe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: