Los obesos ¿pasivos u honrados?

La imagen que desde una perspectiva social se ha tenido con respecto a la gordura ha evolucionado mucho con el paso de los años. Visiones como la plasmada en Las tres Gracias de Rubens, donde el sobrepeso femenino se representaba como algo bello, han dado paso en Occidente a un culto por la delgadez que, según Ignacio Jáuregui, en numerosas ocasiones tiene más de estético que de saludable. Para ahondar en la visión que hoy por hoy se tiene sobre la obesidad, este investigador de la Universidad Pablo de Olavide ha encabezado un proyecto en el que se han analizado los estereotipos que existen en relación a esta materia, y cuyos resultados han sido publicados en la revista Nutrición Hospitalaria.

Que la obesidad es una enfermedad, es un hecho. No obstante, frente a personas que sufren de otro tipo de afecciones, la visión que la sociedad tiene de los ‘gordos’ está cargada de una serie de prejuicios negativos que pueden hacer del obeso un excluido. A través de su trabajo, el doctor Ignacio Jáuregui, junto a su equipo interinstitucional de investigadores, viene a demostrar que, frente a la visión que estas personas tienen de sí mismas, tanto aquellos individuos que sufren de algún trastorno de conducta alimentaria (TCA), como los que no, perciben la obesidad de forma estereotipada y poco positiva.

El estudio, en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, tiene como base el análisis de las impresiones que sobre esta cuestión tienen 138 estudiantes de Farmacia de la Hispalense, 47 pacientes con TCA -anorexia o bulimia- en tratamiento ambulatorio,  y 49 pacientes obesos en tratamiento por el Servicio de Endocrinología del Hospital Infanta Luisa de Sevilla. Todos ellos han completado un cuestionario formado por un total de 146 adjetivos, donde debían señalar aquellos calificativos con los que más identificaban a las personas obesas. Los resultados, divididos en una serie de tres artículos, dejan ver que “todavía funcionan los estereotipos de que los gordos son personas vagas, poco activas, excluidas socialmente, poco exitosas, etcétera; aunque ellos no se ven así”, afirma el investigador.

Y es que, en función de estos datos, el adjetivo más utilizado tanto por el grupo de estudiantes como por los pacientes con TCA es pasivo: 61,59 % y 61,7 % respectivamente, frente al 6,12 % de los obesos. En esta relación, el segundo calificativo más utilizado, rechazado, es empleado por el 34,05 % y el 42,55 %o de los grupos citados, mientras que ninguno de los pacientes con obesidad lo emplea en su visión de sí mismo. En el otro extremo, los adjetivos que más usan las personas con sobrepeso grave para definirse son limpio (67,34%), honrado (61,22%) activo (57,14%), nervioso, discreto (ambos en 53,06% de los casos) o inquieto (46,93%), los cuales, por regla general, no llegan a usarse más allá del 10% en los otros dos colectivos.

“Vemos como a partir de un solo dato, el aspecto físico (tener obesidad), las personas son capaces de atribuir características de personalidad muy determinadas”, señalan los investigadores en su estudio, a la vez que consideran que el aspecto corporal “provoca una estigmatización de la obesidad que, en nuestro caso conlleva una visión de las personas obesas como fundamentalmente introvertidas e inhibidas”. En este sentido, Ignacio Jáuregui señala la necesidad de este estudio por una doble vertiente.

Por un lado, considera el investigador que en el tratamiento de la obesidad “es necesario que se contemplen estos aspectos psicosociales y que no sea sólo prescribir un fármaco, una dieta y hacer ejercicio”. Por otra parte, los estereotipos presentes en la población también lo están en los estudiantes de medicina y en los propios médicos, según se ha demostrado en anteriores estudios. Ante esto, se plantea la necesidad de que “en el tratamiento de la obesidad, y para el conocimiento de todos los que abordan este tema (psicólogos, médicos, etc.) es importante conocer los estereotipos y no partir de ideas preconcebidas”.

La delgadez ¿estética o salud?

Contando con los datos mencionados como referente, en un tercer artículo, pendiente aún de publicación, el grupo dirigido por Ignacio Jáuregui se plantea la siguiente cuestión: ¿Ocurre lo mismo en todos los contextos sociales? Para responder a esta pregunta, los investigadores tomaron como muestra comparativa Cuba, un lugar que, a su juicio, “siendo cultura occidental no presenta los mismos elementos de presión social hacia la delgadez que nosotros tenemos”. En esta línea, los resultados obtenidos en el estudio apuntan que los obesos cubanos se perciben de forma menos negativa que los españoles.

Según declaraciones del responsable del proyecto, “que el obeso se perciba de tal o cual forma depende, en buena medida, de elementos sociales, ya que en sitios donde se presenta una menor presión social hacia la delgadez, las personas obesas se sienten más felices y, por tanto, la obesidad no tiene por qué comportar unas connotaciones negativas”. En este sentido, los investigadores han encontrado que en Cuba la idea con respecto a la obesidad es que “se va a tratamiento” por un problema de salud. Por el contrario, en países como España, el principal elemento motivador es, por encima estar sano, la estética. “La gente hace dieta porque quiere estar más mono o más mona, no tanto porque esté concienciada de que tiene un problema de salud, especialmente en el sector joven”, subraya Jáuregui. Como ejemplo de esto el investigador expone que siendo el tabaquismo un severo problema de salud, mucha gente no deja de fumar por temor a engordar. “Por encima de la salud, una cuestión estética es capaz de contribuir al mantenimiento de un hábito claramente perjudicial”, señala por último.

Reportaje publicado en www.andaluciainvestiga.com

Anuncios

~ por garciaorta en agosto 22, 2008.

5 comentarios to “Los obesos ¿pasivos u honrados?”

  1. Fantástico y necesario artículo.

    Yo es que creo que dentro de nada a los obesos los meten en campos de concentración.

    Besos

  2. Tanto como en campos de concentración no sé, pero desde luego los estereotipos que giran en torno a estas personas son en buena parte debido a la desinformación. Hay algo de lo que dijo el doctor Jáuregui sobre lo que se debería reflexionar y es que asociamos delgadez a estética más que a salud. “Puedes llegar a tener una enfermedad crónica que te haga estar muy delgado y la gente te felicitará todavía por tu aspecto” me comentó. Saludos Luz de gas, como siempre me siento honrado por tu visita y comentario 😉

  3. Yo debo confesar que soy bastante crítico con la gente obesa, sobre todo con la que lo es desmesuradamente y no hace nada por remediarlo. A todos nos gustaría no tener que preocuparnos por lo que comemos, a que hora lo comemos y cuando lo comemos, pero el hecho es que es cuestión de hábitos, de educación y de autodeterminación y fortaleza llevar una vida sana y equilibrada. Es mi opinión y aún así admito estar equivocado

  4. MARTA,ASVISTO,AMI,HIJA,ASEROS,AMIGAS,LAS,DOS,TENEI,ALGO,ENCOMUN,ALASDOS,OS,ANASESINAO,OSANKITADO,LAVIDA,UNOS,ASESINOS,MARDITOS,MIHIJA,ESGUAPA,COMOTU,,CUIDALA,TU,MARTA,ENTICOMFIO,

  5. ALLUDAME,SOI,UNA,POBRE,INFELIZ,KENOSE,DE,INTENES,NADA,KISIERA,DENUNCIAS,LAMUERTE,DEMI,HIJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: