“Los inmigrantes de ‘segunda carrera’ vienen tras jubilarse por razones económicas”

Miembro del Departamento de Sociología y Trabajo Social, María Ángeles Escrivá Chordá tiene una trayectoria profesional vinculada con América Latina, donde residió durante algunos años en países como Perú y República Dominicana. Antes de su incorporación a la Universidad de Huelva ha trabajado durante 3 años en el Instituto de Estudios Sociales de Andalucía (CSIC) en Córdoba y como docente en América. En su tesis doctoral abordó la migración de mujeres peruanas a España y su incorporación al sector del servicio doméstico. Desde 2002 Mª Ángeles Escrivá pertenece al grupo de investigación ‘Estudios Sociales Avanzados’.

La investigadora Mª Ángeles Escrivá

(Pregunta .-) ¿Cómo es la inmigración peruana en España?

(Respuesta .-) Antes que nada, he de decir que la inmigración peruana es muy interesante tenerla en cuenta en la medida en que ha sentado un precedente. Por ejemplo, la polémica que se ha desatado ahora con la propuesta de cambios en la legislación sobre reagrupación familiar tiene un antecedente clarísimo en la migración peruana y dominicana, la migración estrella de América latina durante diez años hasta finales de los 90. En estos flujos más antiguos han tenido lugar intensos procesos de reagrupación familiar y la gente ha optado por la nacionalidad española de manera mayoritaria. Los nuevos inmigrantes parecen haber seguido estos mismos patrones y de ahí el colapso producido hoy por las miles de solicitudes de nacionalidad y de reagrupación, esta vez encabezadas por ecuatorianos y colombianos que fueron regularizados hace pocos años. Ahora bien, a pesar del endurecimiento que se propone a la norma sobre reagrupación familiar, aquéllos que no consiguen reagrupar teniendo sólo su nacionalidad de origen, lo hacen más tarde siendo españoles, cuando ya el derecho les ampara mucho más.

(P.-) ¿Cómo es la relación de los inmigrantes sudamericanos con su país?

(R.-) Que las personas obtengan la nacionalidad del nuevo país de residencia no significa que se olviden de su país natal. En España faltan estudios sobre este tema, pero en Estados Unidos sí hay investigaciones desarrolladas con población latinoamericana que demuestran que la gente que está más asentada allí, que ha obtenido mayor estatus social y económico, es la que más participa luego en los asuntos de su país de origen. Con esto no me refiero únicamente a mantener relaciones con su familia, porque siempre se queda alguien allá, sino también a desarrollar otras actividades como iniciativas de apoyo comunitario e inversiones en negocios. El apoyo solidario o las inversiones llamadas productivas las realizan las personas que tiene posibilidades, es decir, que cuanto mejor están aquí mejor podrán estar allá. Ahora bien, la gente que se vaya a desvincular lo hará, independientemente de la nacionalidad de la que proceda y adquiera. Eso se ve en una misma familia, donde unos hermanos se sienten más ligados a su tierra natal que otros.

(P.-) Uno de los proyectos que tiene en marcha está relacionado con un tema de actualidad como es el voto para inmigrantes. ¿En qué consiste su trabajo?

(R.-) Es un proyecto que estamos empezando ahora sobre la participación política de los latinoamericanos en España y Andalucía concretamente, un área en la que se ha trabajado hasta ahora muy poco. Respecto al voto, que no es más que una de las formas de participación, se ha dicho que los niveles de interés y, por ende, participación en política formal entre los inmigrantes son muy bajos, es decir, que aún cuando tienen la posibilidad de votar no lo hacen, ni en elecciones aquí ni para sus países de origen. Mi estudio sobre los peruanos, sin embargo, no coincide con estas apreciaciones, por lo que sería necesario hacer distinciones entre colectivos y conocer cuáles son los determinantes de su mayor o menor participación. No obstante, voten o no voten efectivamente, yo opino y muchos de los inmigrantes con los que he hablado también, que el derecho tiene que estar, la opción debe darse, es un reconocimiento de la ciudadanía. Que luego no interesa hacerlo, pues también es una forma de expresarse políticamente, de manifestar el descontento. De los resultados de las elecciones peruanas 2006 en España se desprende que, aunque los niveles de participación fueron más elevados incluso que los habituales en las elecciones españolas, muchas personas emitieron un voto en blanco o nulo.

Uno de los proyectos aborda la inmigración desde una perspectiva de edad

(P.-) Recientemente ha culminado un proyecto en el que vincula la inmigración con el envejecimiento, ¿de dónde surge la idea de abordar esta temática?

(R.-) Los estudios en nuestro país han relacionado a la inmigración con el envejecimiento en una sola de sus vertientes: la de su impacto o función en la sociedad receptora. Por un lado, se ha analizado cómo muchas personas, sobre todo mujeres, vienen a España a cuidar a mayores; por el otro, cómo estos nuevos ciudadanos aseguran el reemplazo y los sistemas de solidaridad generacional de los españoles. Es verdad que existe esta realidad, pero también se da el caso de personas que llegan ya no tan jóvenes o que van envejeciendo en España. Partiendo de esto, y desde una perspectiva transnacional, se ha realizado un estudio comparando la realidad del envejecimiento en la migración procedente del Perú, Marruecos y Bulgaria, abarcando con ello las tres áreas geopolíticas principales de procedencia de nuestra inmigración.

(P.-) ¿De qué base parte la investigación?

(R.-) Se ha partido de una revisión estadística y bibliográfica, principalmente de lo acontecido en otros países de nuestro entorno con población inmigrada desde hace más tiempo. Luego se ha aplicado a nuestra realidad y se ha prestado atención a peruanos, búlgaros y marroquíes que tienen una edad igual o superior a los 50 años. Son personas con realidades dispares, pero que tienen en común el encontrarse en ese umbral en el que te empiezas a plantear otras cosas, con experiencias laborales y familiares dilatadas, la sombra de las jubilaciones, etc. Entonces nos hemos acercado a estas personas para ver cuáles eran sus perspectivas respecto al futuro: cómo se ven en España siendo mayores, si conocen los recursos que existen, si se plantean volver a su país o instalarse en un esquema de ida y vuelta.

(P.-) ¿Qué otros aspectos ha tratado en el proyecto?

(R.-) Además de lo ya mencionado, también hemos cuestionado a estas personas sobre su visión respecto a sus hijos y sus padres mayores, enlazando aquí con la experiencia vivida en España. En este sentido, hemos querido explorar dos situaciones: aquéllos que han envejecido y se han quedado (todavía no muy numerosos) y aquéllos que han llegado mayores, bien porque se han reagrupado o bien porque han venido a trabajar ya mayores. Por último, el tercer pilar de este proyecto ha consistido en ir a los países de origen para conocer la situación de los retornados (prácticamente sólo en Marruecos) y la de los mayores que se quedan atrás mientras el resto de sus familias se van.

(P.-) ¿Cuál es el perfil de las personas que llegan a España ya mayores?

(R.-) Tenía indicios a través del trabajo con empleadas domésticas de que llegaban mujeres, sobre todo de América latina y de Europa del Este, ya bien cumplidos los 50 y 60 años. A estos trabajadores en edad avanzada les hemos llamado inmigrantes de ‘segunda carrera’, porque son personas que han tenido otras ocupaciones antes, a menudo se han jubilado o han sido despedidas en su país, y vienen aquí a empezar una nueva trayectoria laboral, principalmente por razones económicas. Estas personas cumplen un importante papel en el cuidado y acompañamiento de mayores en España. En algunos foros he defendido que los trabajadores de más edad son preferidos en muchos casos a los más jóvenes, porque son pacientes, porque tienen muchas cosas que contar y experiencia de vida, y porque no rotan tanto en los trabajos, al contrario que las jóvenes que encuentran el trabajo más pesado y que el traer a sus hijos pequeños les resulta incompatible con el régimen doméstico interno.

Anuncios

~ por garciaorta en agosto 14, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: