Al pie del pino … 50 años sin Juan Ramón

Son ya 50 los años que han pasado sin Juan Ramón Jiménez, noble poeta semienterrado en el olvido de muchos corazones. Son muchas las páginas que se han escrito y que se siguen escribiendo sobre él. Sin ir más lejos tanto Huelva Información como Odiel han tenido en cuenta esta efeméride para llamar a las puertas de la memoria de los onubenses y recordarles que un día tuvimos entre nosotros a uno de los más grandes poetas y que, aún en su ausencia, siempre es buen momento para entablar un diálogo mudo con su poesía. Por eso, en vez de hablar de él, labor para la que no me veo capaz, hoy propongo volver a colocar sobre la mesilla de noche aquel libro con el que aprendí a leer y que, aunque no recoge todo el explendor que desplegó el poeta en su verso, si es de seguro su obra más conocida y leida.

Esta tarde he ido con los niños a visitar la sepultura de Platero, que está en el huerto de la Piña, al pie del pino redondo y paternal. En torno, abril había adornado la tierra húmeda de grandes lirios amarillos.
Cantaban los chamarices allá arriba, en la cúpula verde, toda pintada de cenit azul, y su trino menudo, florido y reidor, se iba en el aire de oro de la tarde tibia, como un claro sueño de amor nuevo.
Los niños, así que iban llegando, dejaban de gritar. Quietos y serios, sus ojos brillantes en mis ojos, me llenaban de preguntas ansiosas.
—¡Platero amigo!—le dije yo a la tierra— ; si, como pienso, estás ahora en un prado del cielo y llevas sobre tu lomo peludo a los ángeles adolescentes, ¿me habrás, quizá, olvidado? Platero, dime: ¿te acuerdas aún de mí?
Y, cual contestando a mi pregunta, una leve mariposa blanca, que antes no había visto, revolaba insistentemente, igual que un alma, de lirio en lirio…

Juan Ramón Jiménez
Platero y Yo

Anuncios

~ por garciaorta en mayo 29, 2008.

5 comentarios to “Al pie del pino … 50 años sin Juan Ramón”

  1. Andrés uno de mis favoritos es este, sobre todo el último párrafo, no solo por su belleza sino por los recuerdos que despierta en mi:

    Ya el sol, Platero, empieza a sentir pereza de salir de sus sábanas, y los labradores madrugan más que él. Es verdad que está desnudo y que hace fresco.

    ¡Cómo sopla el norte! Mira, por el suelo, las ramitas caídas; es el viento tan agudo, tan derecho, que están todas paralelas apuntadas al sur.

    El arado va, como una tosca arma de guerra, a la labor alegre de la paz, Platero; y en la ancha senda húmeda, los árboles amarillos, seguros de verdecer, alumbran, a un lado y otro, vivamente, como suaves hogueras de oro claro, nuestro rápido caminar.

  2. Es un pasaje muy bonito Juan. Recuero a Platero y yo desde mi infancia, pero ayer lo retomé un poco y me di cuenta de lo increible que es esta obra sobre el burro juanramoniano. Cualquier escusa es buena para releer semejante clásico universal. Un saludo y gracias por tu comentario y lectura!

  3. Hola Juan. Dado tu relación con Valverde y los temas que aportas en el blog, me parece interesante que te incluyas en la columna de blogs de devalverde.es

    Un saludo.

  4. Enhorabuena por el blog, lo tomaré de ejemplo para uno que quiero hacerme. Fantático.

  5. Manolo: La verdad es que pensaba que los blogs de esa columna los incluían directamente los responsables de devalverde.es Se lo propondré de todas formas por si les resulta interesante incluirme en su lista.

    Rafael: Gracias por tu visita, me alegro que te guste mi pequeño espacio bloguero. Para cualquier duda que tengas cuando vayas a crear el tuyo ya sabes donde encontrarme.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: