CITVAL, más que innovación en el calzado

La necesidad de subirse al tren de la innovación es una sensación cada vez más presente en los diferentes sectores que componen el tejido económico andaluz. La provincia de Huelva vive en los últimos meses un periodo de crecimiento en este sentido, viendo como a centros tecnológicos como el de la agroindustria o el cárnico, poco a poco se le van sumando nuevos proyectos con los que diversificar la oferta. En el centro de la provincia, Valverde del Camino supone un punto estratégico y de referencia para zonas como el Andévalo y la Cuenca Minera, ofreciendo a través de CITVAL un lugar de información y una garantía para la economía de la región.

Inaugurado el 27 de marzo de 2007, el Centro de Innovación Tecnológica de Valverde (CITVAL) ha estado asentando en estos meses las bases de lo que será un centro multisectorial basado en los pilares de la formación, la innovación y la calidad. “Hoy en día es muy complicado competir en igualdad de condiciones con otras empresas de otros sectores si no te certificas en calidad” declara a Andalucía Investiga Joaquín García Navarro, gerente de CITVAL. Por ello, este centro valverdeño, participado principalmente por la Diputación Provincial de Huelva junto con el Ayuntamiento de Valverde del Camino y la asociación del calzado APICAL, cuentan en sus instalaciones con una unidad técnica de INESCOP (Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas) así como con un agente RETA.

citval-027_blog.jpg

Aunque inicialmente CITVAL ha estado centrado de manera especial en el sector del calzado, “pensamos abrir el campo de acción frente, frente al carácter más sectorial y específico de otros centros de la provincia”, señala Joaquín García, encontrando como siguiente paso lógico el reforzar la participación de la industria del mueble y la madera, otro de los sectores tradicionales por los que destaca Valverde del Camino. En este sentido, el gerente del centro afirma que “por nuestra posición tenemos el deber de dar cobertura y servicios a las empresas en general, orientándolas en la senda de la innovación”.

Una vocación que CITVAL manifiesta, por ejemplo, mediante el impulso de las tecnologías de la información y la comunicación o, de forma más específica, mediante la prospección y la vigilancia tecnológica. “Queremos ser útiles para las empresas analizando por dónde avanzan los distintos sectores, de forma que podamos asesorarlas y orientarlas sobre nuevas técnicas de producción o sobre maquinaria de última generación” señala Joaquín García.

Sin embargo, para todo ello el conocimiento es esencial, por eso otro de los pilares básicos de este centro es la formación. Tanto a nivel básico como específico, CITVAL supone una herramienta importante para el tejido industrial de la zona, posibilitando impartir clases que van desde la prevención de riesgos laborales hasta el aprendizaje de nuevas técnicas de trabajo o para instruir en el control de maquinaria de última generación. También lo más básico del oficio es importante, estando actualmente en funcionamiento un curso de FPO en el que se muestran las técnicas tradicionales del trabajo del zapatero.

citval-035_blog.jpg

Como tercer pilar en el que se sustenta CITVAL se encuentra la calidad en todos los sentidos. Además del certificado emitido por INESCOP para los fabricantes valverdeños de calzado, “queremos extender la calidad al resto de los sectores, controlando de forma complementaria la gestión medioambiental de las empresas” señala Joaquín García. Una iniciativa que se verá reforzada, por otro lado, con un apoyo en marketing y comercialización (creación de marcas, publicidad, comercio exterior, etc.) así como mediante el establecimiento de una red de contactos “para buscar socios de proyectos tanto en el sector privado, como en las universidades, las OTRIs, etc.” afirma el gerente.

Calzado de calidad

La Unidad Técnica de INESCOP, integrada en CITVAL pero con gestión y personal independiente al mismo, pone a disposición de los empresarios del calzado y de empresas afines o auxiliares del sector, unas instalaciones que se plantean como únicas tanto en Andalucía como en la zona suroeste peninsular, abarcando con ello importantes núcleos de tradición zapatera de Portugal. La Unidad Técnica de INESCOP-VALVERDE está compuesta básicamente por una zona de recepción de muestras, un laboratorio de ensayos físicos otro de ensayos químicos y un archivo de muestras.

Con Andalucía Investiga habló la responsable de la unidad para la calidad de Valverde, María Ángeles Vélez, quien explicó que “el proceso de certificación de calidad se inicia con una recepción de muestras donde se incluye en la base de datos tanto al empresario, si no lo estaba ya, como las pruebas que se vayan a realizar”. En este punto, es muy importante someter al material a un proceso de acondicionamiento de 48 horas en Temperatura
(23ºC+/- 2) y Humedad Relativa (50% +/- 2) ya que “si no se produce este acondicionamiento de la muestra a ensayar no se puede extender la certificación de calidad” afirma Vélez. Para cada material existe un proceso de toma de muestra específico que viene dado a través normas internacionales (ISO, EN-ISO, UNE-EN-ISO) emitidas por AENOR.

citval-044_blog.jpg

De cara a la calidad, las pruebas a las que se puede someter tanto el material como el calzado ya terminado, son muy variadas. Existe un amplio listado de ensayos que se pueden realizar, desde los micrométricos a los dinamométricos, los de permeabilidad e impermeabilidad, la medición de piel… El flexómetro de pisos, por ejemplo, somete a los pisos del calzado a movimientos seriados en los que se flexiona la muestra durante horas para comprobar su resistencia. Por otro lado, el Flexómetro Bally se emplea para comprobar cómo se comporta el material del empeine ya sea piel o materiales sintéticos cuando se flexionan, previniendo que aparezcan durante su uso, grietas, desconchamientos u otros defectos debidos a una baja flexibilidad del material.

Para María Ángeles Vélez, la innovación que proporciona INESCOP a través de su unidad técnica va más allá del proceso de fabricación. “A partir del control de calidad no sólo se hacen ensayos para ver que la piel, tejido o piso por ejemplo están bien, sino que se les asesora en nuevos procesos o materiales, así como en nuevos productos o proyectos de reciclado y nuevos negocios” afirma la responsable, quien termina diciendo que “con la calidad hay clientes”.

Publicado en http://www.andaluciainvestiga.com

Anuncios

~ por garciaorta en marzo 7, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: