Ciencia y Tecnología para el Desarrollo

Continuando con mis viajes, Andalucía Investiga me ha llevado en este inicio de semana de nuevo a Granada. En concreto, en estos momentos se está desarrollando en el Parque de las Ciencias el Coloquio Internacional Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, un evento que aspira a ser de peso dentro de este mundillo científico y está sirviendo para facilitar el contacto entre los colectivos científicos, sociales y, como no, políticos. En este sentido, cabe destacar la participación del Premio Principe de Asturias Manuel Elkin Patarroyo, un médico colombiano mundialmente reconocido por el desarrollo de la vacuna sintética contra la malaria para los humanos, y que se ha encargado de la conferencia inaugural.

Con mi llegada ayer al hotel Los Basileos, pese a unos momentos de desconexión con el mundo exterior propiciado por la deficiente cobertura que en esos momentos me ofrecía Orange (la tecnología y tú), mi primera toma de contacto con el círculo reunido en torno a este coloquio fue bastante buena. Durante la cena conocí a varios responsables de Manos Unidas así como a dos interesantes nicaragüenses que tienen entre manos un proyecto, Ceramistas por la Paz: Ron Rivera y Reynaldo Díaz.

blog1.jpg

Según explicaron durante la cena, su iniciativa consiste en un filtro relativamente fácil de elaborar, basado en barro y serrín (este último intercambiable con otro material) y capaz de impedir el paso de las bacterias y demás elementos nocivos que contiene el agua de las zonas en desarrollo, posibilitando un acceso a agua limpia. Cabe decir que yo mismo he probado hace varias horas agua del Darro, previamente filtrada, y que después de ver el agua sucia de donde salió y el agua limpia que yo me bebí, no pude menos que sorprenderme. Con esta iniciativa, Ron Rivera y Reynaldo Díaz quieren ofrecer acceso a agua limpia, favorecer pequeñas industrias locales para el autoabastecimiento de filtros y, por encima de todo, atajar de raíz problemas tales como diarrea, etc. que acarrean miles de muertes en niños a lo largo del año. Todo ello basado en un sistema de libre acceso y accesible vía web. 

A parte de la iniciativa de estos nicaragüenses, el coloquio internacional presenta unos 57 proyectos, todos ellos interesantes. Un ejemplo de ello son las cocinas que usan de base la energía solar. A través de placas reflectantes (se han expuesto algunas muy elaboradas pero otras hechas a base de materia prima básica como cartón o vidrio extraído de la puerta de una lavadora) son capaces de utilizar el calor procedente del sol para elaborar una comida e, incluso, bizcochos y otros postres. Es, desde luego, alucinante lo que se es capaz de hacer con un poco de maña e ingenio. Otro de los sistemas presentados ofrece, por otro lado, el secado de la fruta usando materiales básicos y luz solar.

Ciencia con conciencia 

En la parte más institucional cabe destacar algunas declaraciones. En primer lugar, para la consejera de Educación y presidenta del Consorcio Parque de las Ciencias, Cándida Martínez, el coloquio internacional cumple no sólo con los objetivos del milenio marcados por la ONU, sino que también demuestra el importante papel que juegan los museos de ciencias, instrumentos a través de los cuales  se contribuye a la sensibilización de la necesidad de la ciencia y la tecnología para el desarrollo de la humanidad. Por su parte, la presidenta de FECYT, Eulalia Pérez Sedeño, no dudó en afirmar que ambos aspectos, ciencia y tecnología, “están presentes en nuestra vida cotidiana, pero también deben estar en la de todas las familias que necesiten un mayor bienestar humano”.

blog2.jpg

Manuel Elkin Patarroyo, antes de realizar la conferencia inaugural, se dirigió a los medios para manifestar su admiración por la evolución de España en su compromiso social hacia el desarrollo. “La apuesta de este país”, afirmó Patarroyo, “es algo que logrará sacar adelante la solución de los problemas, ya que el componente solidario que existe dentro de la investigación se está adelantando aquí”. En sus palabras, Manuel Patarroyo insistió en avanzar “hacia una ciencia con conciencia”. Un camino que, según manifestó, es largo, ya que “los problemas no se resuelven inmediatamente”, animando a los especialistas e investigadores reunidos con motivo del coloquio internacional a no cesar en su empeño y a seguir avanzando. “Vale la pena dedicar una o muchas vidas a la investigación siempre que vayan encaminadas a resolver los problemas de nuestros semejantes” afirmó Patarroyo.

Si un científico de su categoría (pese a los numerosos cargos de los que le acusan las asociaciones proderechos de los animales) afirma este tipo de cosas sobre España y Andalucía, quizás sea que por estos lares no se está haciendo tan mal. Como no puedo entretenerme más, ya que en breves momentos voy a realizarle una entrevista a Manuel Patarroyo, os dejo de momento aunque espero tener otro rato para retransmitiros mi modesta visión de este evento. Si tenéis alguna pregunta o queréis que os averigüe algo por aquí, no dudéis en dejarme un comentario. 

Anuncios

~ por garciaorta en diciembre 17, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: