La investigación en España

Hoy es un día en el que el mundo de la investigación ha llamado a mi puerta para dejarme dos mensajes. En primer lugar, leía hoy en la Gaceta Universitaria que la Universidad de Navarra se sitúa como la número 1 en cuanto a investigaciones en España, seguida de cerca por universidades catalanas y madrileñas. Como curiosidad, acompañando el texto GU publicaba una lista con el ranking universitario, ubicándose la UHU en el puesto 50 de 54. Un dato que debería hacer reflexionar a más de uno.

En segundo lugar, a través de meneame.net he llegado hace unos minutos a una carta abierta que el presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores le dirige a Rodríguez Zapatero (que pueden ver de manera íntegra aquí) de la que extraigo algunos párrafos bastante interesantes.

Estimado Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero,

Me dirijo a usted en calidad de presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios) para transmitirle la absoluta decepción de nuestro colectivo por el errático rumbo de la política científica (si es que puede llamarse así) de su Gobierno durante esta legislatura. […]

En primer lugar, nos gustaría recordarle unas declaraciones suyas al diario El País hace casi 5 años (29 de noviembre de 2002), en las que manifestaba que es imprescindible que la sociedad asuma que los investigadores son trabajadores y que los científicos no pueden seguir en una situación de explotación. Lamentablemente, los buenos propósitos que usted manifestaba en la oposición se han quedado en el baúl de los recuerdos tras su acceso al Ejecutivo.

Su Gobierno, irónicamente autocalificado como “de progreso” y como “el gobierno de la extensión de los derechos sociales”, ha excluido conscientemente del ámbito de aplicación del Estatuto del Personal Investigador en Formación a miles de científicos, que siguen financiados con beca y sin ningún tipo de derechos laborales ni sociales, sin lujos como cotización a la Seguridad Social, derecho a baja médica, permiso por maternidad, derecho a desempleo, acceso a formación y protección frente a riesgos laborales y un largo etcétera que avergonzaría a cualquier dirigente con un mínimo de compromiso social. […]

Su Gobierno tiene pendiente, con carácter inmediato, la reforma del Estatuto del Personal Investigador “en Formación” (EPIF) para garantizar que todos los investigadores españoles estarán amparados por la Seguridad Social y para solucionar la surrealista discriminación entre los investigadores predoctorales de primer y segundo año y los de tercer y cuarto: a pesar de realizar el mismo trabajo, sólo estos últimos tienen derecho a contrato laboral, contradiciendo las recomendaciones europeas y la equidad de la ley.

Le exigimos, señor Rodríguez Zapatero, que dé instrucciones para que el Ministerio de Educación y Ciencia cumpla la ley y proceda de inmediato a la contratación de los doctores destinados en el extranjero dentro de su programa de ayudas postdoctorales. Es kafkiano que se siga considerando como estudiantes a los poseedores del máximo grado académico y que el MEC diga que no le es posible legalmente contratar, cuando otros organismos están demostrando que pueden hacerlo sin problemas.

Es imprescindible que su Gobierno diseñe una carrera investigadora sólida, que permita la promoción profesional, no presente discontinuidad y vacíos entre las distintas etapas, ofrezca unas condiciones sociolaborales y retributivas dignas y garantice la estabilidad de los investigadores que hayan superado las evaluaciones oportunas.

Señor Presidente, un sistema de I+D+i competitivo no se construye a base de fichajes de científicos-estrella ni de inauguraciones mediáticas de edificios. Es necesario pensar en las personas y garantizar que éstas se encuentran en unas condiciones que le permitan llevar a cabo su trabajo con comodidad. Lamentablemente, todavía investigar en España es llorar y optar por la profesión científica en nuestro país conlleva todavía una intolerable carga de sacrificios. […]

Es ahora el momento, señor Rodríguez Zapatero, de que su Gobierno diga claramente si su apuesta por la investigación es simplemente de boquilla o si realmente tiene la voluntad de crear una política científica seria, comparable a la de los países más avanzados de nuestro entorno. ¿Va a dar derechos sociales y laborales a todos los investigadores? ¿Va a adoptar la Carta Europea del Investigador? ¿Va a priorizar la inversión en recursos humanos?

¿Organizará una carrera investigadora sólida? Si no, siempre nos quedará coger la maleta y emigrar hacia los países del que inventen ellos.

Barcelona, 13 de noviembre de 2007
David González Gálvez
Presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores

Anuncios

~ por garciaorta en noviembre 22, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: