El menage à trois del aeropuerto de Gibraleón

Desde que salió la información publicada en el BOE sobre la aceptación a trámite de un aeropuerto en Gibraleón, la maraña informativa no ha hecho más que crecer y crecer. Desde los grupos políticos, el PSOE lo mira con estupefacción viendo un proyecto de helipuerto donde se va afianzando un aeropuerto de lowcost. El PP, desde su (o)posición en lo que respecta al nivel provincial, primero insta al Gobierno socialista a explicar a los vecinos qué es eso de un aeropuerto en Gibraleón para, más tarde, mostrar su beneplácito a la instalación del mismo a consecuencia de la viabilidad que establece el estudio de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), encargado por el propio Consistorio.

Ambigüedades políticas a parte, a las que estamos ya demasiado acostumbrados en esta nuestra Huelva, los vecinos siguen sin estar por la labor. A las protestas iniciadas en su día, que ya recogimos aquí, el pasado lunes los habitantes de las barriadas afectadas, principalmente de Gibraleón, reanudaron las manifestaciones en tono de protesta en un traslado con pitos y megáfonos a los terrenos en los que, en principio, se ubicaría el aeropuerto oletense. Una movilización que, según anuncian, se repetirá el primer domingo de cada mes.

Por su parte, la Sociedad Agrícola del Pintado a través de su portavoz, Alfonso Aramburu, informa que la sociedad está “ultimando” con el Ministerio de Fomento “los trámites para que la infraestructura sea declarada de interés general, una vez se le entregue la documentación solicitada al respecto y tras haber sido admitido a trámite”. Además, según señaló Aramburu, la pista del aeropuerto que se proyecta no se levantará sobre el actual aeródromo, sino que irá un kilómetro más alejada de las barriadas de San Lorenzo, El Pintado y El Judío de Gibraleón, y de La Ribera de Huelva, cuyos vecinos han iniciado protestas por “estar a una distancia de entre 50 y 100 metros” de sus casas. Tampoco es que vaya a haber mucha diferencia.

El tema del aeropuerto se ha transformado en un menage a trois entre políticos, vecinos y empresas en la que cada cual intenta joder al otro mientras, a la vez, barre para casa. De todo esto, personalmente, me quedo con la postura del alcalde de Gibraleón, Juan Serrato, que pese a su posicionamiento claro proaeropuerto de Diputación (los socialistas ya se saben que son una piña) critica a Perico Rodri que sobrepase sus competencias, a la vez que defiende que el proyecto “no tiene en encuenta el interés general, como el de los vecinos a los que afecta, ni el impacto de esta infraestructura”.

Pese a todo, esto se ha convertido en un hablar por hablar alrededor de una idea que ni está materializada ni mucho menos tiene forma clara ni estudios específicos de por medio. La cuestión ahora es saber , como planteaba el otro día Toronjo, ¿cuál es la posición oficial de Petronila Guerrero con respecto a este tema? Y ¿que hay de los estudios del aeropuerto Cristóbal Colón de Diputación?  

Anuncios

~ por garciaorta en noviembre 7, 2007.

Una respuesta to “El menage à trois del aeropuerto de Gibraleón”

  1. la mejor ciudad es la que tiene el aeropuerto a cien kilometros y huelva tiene dos el de sevilla y el de faro pues no contento con esto nos pondran otro a 50 kilometros . nos obligaron a descubrir america ,a trabajar en la mina , atragarnos el polo quimico y ahora el aeropuerto . la expo no ,el ave no, caretera con cadiz no . solo lo que quiera sevilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: